El Lucro cesante

El lucro cesante se determina cuando se producen daños. Los daños pueden ser ciertos, efectivos, lo que denominamos daño emergente (me han roto el escaparate y han de pagarlo). Además de ese concepto que todos conocemos de daño está el lucro cesante: la ganancia que se ha dejado de obtener como consecuencia de dichos actos, de dichos incumplimientos, y que nuestro Derecho recoge en el 1106 del Código Civil y el perito contable economista deberá explicarlo bien en su prueba pericial.

El lucro cesante debe ser probado, como cualquier otro tipo de daño, por aquel que alega haberlo sufrido. El perito economista contable deberá probar como ha calculado de forma clara y concreta en su prueba pericial.

  • Lucro cesante y cuantía del daño, del quantum a calcular en la prueba pericial por el perito economista contable. Esto resulta complicado, pudiendo oscilar las interpretaciones judiciales desde criterios de equidad al uso de estándares objetivos, de determinados módulos sectoriales, legales, muy comunes, por ejemplo, en el mundo del seguro. En todo caso, lo que ha de quedar claro es que por encima de todos ellos esta la efectiva reparación del daño. La conveniencia de llevar una buena contabilidad (y una correcta fiscalidad) nos ayudara a la hora de demostrar como nos puede afectar ese daño en un futuro y es básico en la prueba pericial contable a efectuar por el perito economista.  Más información.
  • El lucro cesante y la prueba, es menos complicado de calcular, aun cuando se refiere a la necesidad de probar una realidad futura, o mejor dicho la probabilidad de una realidad futura. Se usarían presunciones, parámetros objetivos, para determinar el nexo causal entre el actuar de ese tercero. Más información.